La Colombia y la paz que queremos!

Colombia
"Este domingo 2 de octubre es un día que se grabará en la memoria de todos y del que hablaremos en el futuro..."

Doce días después de que ganara el “No” en Colombia seguimos sintiendo el anhelo de la paz que queremos para nuestro país hermano. Desde todas las oficinas de América Solidaria manifestamos la esperanza en este nuevo proceso de dialogo que se viene desarrollando y desde Perú queremos amplificar la voz de nuestros voluntarios colombianos trabajando en comunidades peruanas, pues aunque el No haya traído sentimientos encontrados también reafirma nuestro trabajo para seguir avanzando por la justicia social en Colombia, en Perú y el continente.

“Este domingo 2 de octubre es un día que se grabará en la memoria de todos y del que hablaremos en el futuro… Soy profesional voluntaria colombiana de América Solidaria y actualmente vivo en Lima, trabajando por un continente más justo y solidario y al llegar a el lunes a mi trabajo tuve que responder preguntas como: ¿Ahora qué va a pasar en tu país? ¿Por qué la gente en Colombia quiere seguir en guerra con las FARC? ¿En serio ganó el No en el plebiscito? Y la verdad no supe que responder, pues no creo que los colombianos quieran en una guerra…”, fue la reacción de Darley Quintero que viene acompañada de la pregunta “…podemos dejar de pensar en el pasado y tratar de escribir juntos un futuro más armónico?”.

Desde América Solidaria seguiremos impulsando el desarrollo social de Colombia con el mismo compromiso que tenemos desde hace 10 años trabajando con, en y desde Colombia, habiendo desarrollado 22 proyectos en distintas zonas urbanas y rurales de Colombia, y habiendo movilizado a más de 104 profesionales voluntarios colombianos que han entregado un año de su vida para acompañar el desarrollo de otros países del continente.

Y sentimos que nuestra misión de articular una red de voluntarios y voluntades a lo largo de todo el continente que trabaje, junto con las comunidades, por superar la pobreza infantil ahora cobra especial relevancia. Ahora, más que nunca, debemos seguir enfocados en esta red, para que recupere la esperanza de que alcanzar la paz y la justicia social es posible.