Días, juegos y risas

Perú
(Español) “Bajé del avión y Lima me recibía con lluvia y cielo oscuro, pero con una deliciosa brisa fresca que me auguraba buenas y gratas bendiciones…”

Desde nuestro proyecto Fortalecimiento del Equipo de Apoyo Especializado, liderado por la profesional voluntaria, Yesenia Bohórquez, te contamos lo que para ella significa ser voluntaria y trabajar con la comunidad de El Agustino en Lima, Perú.

“Mi primer mes de voluntariado fue un tiempo de cambios totales: cambió mi forma de hablar, de caminar, de vestir y hasta de peinarme. Puedo decir gratamente que entré en una fase de redescubrimiento. Antes de dejar Colombia y venir a Perú, había pasado por un proceso de inducción en Santiago de Chile, donde abrí mi mente y mi corazón, donde empecé a dejar atrás lo que antes era urgente, lo que antes me afanaba, lo que me preocupaba y hasta lo que me quitaba el sueño; para darme cuenta de lo que es realmente importante y empezar a conocer a esa realidad que me impulsó a ser voluntaria”.

“El encuentro ha sido multicolor, he tenido colores opacos, brillantes y vibrantes; y desde los colores de cada persona, me he sentado a pensar que ser voluntaria y ser de otro país te abre muchos brazos pero también te cierra algunos corazoncitos; y cuando digo que te cierra algunos corazoncitos es porque el hecho de estar por sólo un año y que los niños y niñas lo sepan, hace que limiten su amor, sus risas y su cariño. Pero con gratitud, en el transcurrir de los días, de los juegos y de las risas; poco a poco empiezas a tener más de dos pies, más de dos brazos y más de un corazón. Me di cuenta que tenía muchos corazoncitos en El Agustino”.

“Y con esto no digo que la distancia con mis seres queridos no me ha afectado. He pasado noches de tristeza y reflexión, noches en las que he deseado salir corriendo a meterme en cama de mis papás, cargar y consentir a mis sobrinos y por un momento recargar baterías. Pero el deseo de trabajar sigue intacto y cada día crece más y más”.

(En fotografía: Voluntaria Yesenia Bohórquez trabajando con niños, niñas y madres)